Entrar
Casa de vacaciones en una propiedad vinícola en Chianti
Entrada del 06/06/2019

Chianti: Una casa de vacaciones en una propiedad vinícola

En el corazón de la Toscana, entre Florencia y Siena, está el Chianti. Suaves y sinuosas colinas, verdes bosques, pueblos medievales y propiedades vinícolas de ensueño caracterizan esta región que queda al margen de los grandes centros turísticos. Su nombre nos hace ya suponer que el famoso vino italiano conocido como Chianti proviene de esta región.

Ya en tiempos de los etruscos y de los antiguos romanos se cultivaba aquí vino. Pero la región de Chianti no solo cuenta con una gran tradición vinícola, sino que también atesora una larga historia cultural. Numerosos castillos, palacios, iglesias y monasterios son todavía hoy testimonio en esta región de una larga historia llena de acontecimientos, y que fue motivo de continua discordia, sobre todo en la Edad Media y Edad Moderna temprana, entre las eternas rivales Florencia y Siena.

En la región del Chianti Classico

Muchos de los vinos tintos elaborados con la cepa Sangiovese pueden ahora llamarse "Chianti". De esta forma, la superficie de cultivo de este vino italiano, que es sin lugar a dudas el más famoso, constituye aproximadamente un tercio de toda la Toscana y se extiende desde Pisa hasta el lago de Bolsena. Pero el "verdadero" Chianti solo lo obtendrá en el "verdadero" Chianti, es decir, en las colinas al sur de Florencia enmarcadas entre Val di Pesa y Val d'Elsa al oeste, así como Val d'Arno al este. Solo los vinos de aquí pueden llevar el sello de denominación de origen Chianti Classico y llevar en la botella el distintivo Gallo Nero, el famoso gallo negro.

Hablando de botellas: tradicionalmente el vino Chianti se vende en una botella con forma abombada y forrada en paja llamada fiasco. El envoltorio tiene su origen en la Edad Media, cuando las finas botellas de cristal debían ser protegidas de posibles daños en el transporte. No obstante, hoy en día también se han impuesto las botellas de vino usuales para el Chianti, con lo que usted puede elegir si prefiere llevarse el Chianti en el tradicional fiasco, como regalo para los que se quedan en casa, o bien, en una botella del tipo Bordeaux, algo más práctica.

La vendimia en el Chianti se realiza entre finales de verano y principios de otoño. En muchos lugares celebran grandes y pequeñas fiestas del vino, donde se presenta la cosecha del año y uno tiene la oportunidad de catar algún que otro vino. Sumérjase en el variopinto ambiente festivo y sienta de cerca el estilo de vida original italiano que se respira en muchos lugares.

 

Excursiones a la Via Chiantigiana

Una buena ruta para descubrir cuantas más cosas posibles durante unas vacaciones en el Chianti es la Via Chiantigiana, la ruta del vino de la región (SS 222), que transcurre desde Florencia al norte, hasta Siena al sur. Aquí, en las localidades ubicadas entre viñedos, encontraremos castillos que se elevan sobre colinas y cautivadores paisajes de olivos y cipreses. No hay que olvidar realizar alguna escapada a las grandes y pequeñas bodegas. Muchas de ellas se pueden visitar y ofrecen venta directa ("vendita diretta") con cata. Si quiere estar todavía más cerca tendrá que alojarse en una propiedad vinícola (véase el siguiente apartado más abajo).

Algunas ciudades situadas en la Via Chiantigiana que merece la pena visitar son las localidades de Greve y Radda. A mediados de septiembre tiene lugar en Greve, en la Piazza Matteoti, la fiesta del vino más grande de la región. Pero no hace falta viajar durante la vendimia, este pueblo medieval con sus arcos, callejuelas y pequeños negocios merece en sí una visita. Desde aquí le aconsejamos realizar una escapada por la estrecha y empinada calle que va en dirección al pueblo de Montefioralle. Su antiguo y pintoresco castillo del siglo XI preside sobre una colina y ofrece unas fantásticas vistas a los paisajes del Chianti.

En los alrededores de Radda se encuentran los viñedos más famosos y de mayor calidad del Chianti. Muchas de las propiedades locales tienen una antigüedad de más de 1.000 años y son por ello símbolo de la importancia cultural que la vitivinicultura tiene en el Chianti. En las laderas de los valles alrededor de Radda crecen vinos especialmente buenos, que usted podrá degustar y comprar en la plaza del pueblo, ya sea directamente del productor, o bien, en las enotecas o tiendas de vino, donde además encontrará una mayor oferta.

 

Vacaciones en una propiedad vinícola

La mejor forma de pasar unas vacaciones auténticas en el Chianti es en una propiedad vinícola. Eche un vistazo a cómo se elabora el vino y haga acopio del regalo perfecto para llevar a casa en la tienda de la explotación. Algunos propietarios organizan catas especiales durante la estancia de los clientes y proporcionan información interesante sobre la elaboración del vino. Más de 70 casas y apartamentos de vacaciones, ofrecidas por atraveo en el Chianti, se encuentran en una propiedad vinícola o en sus inmediaciones. 

Pero también encontrará entre nuestra oferta muchas otras propiedades rurales, los llamados "rustici", donde no se cultiva vino, sino olivas y otras verduras. El abanico es grande y va desde pequeños apartamentos en antiguas casas rurales, adecuados para parejas o familias pequeñas, hasta fincas completas que ofrecen espacio suficiente para grupos o varias familias. La mayoría de estas casas rurales están además bien equipadas y disponen a menudo de una piscina privada.