Entrar
CONDICIONES GENERALES BELVILLA

Versión 29122016

Belvilla forma parte de @Leisure

CONCEPTOS
En estas Condiciones Generales se entiende por: BELVILLA : Belvilla, una marca de @Leisure BR B.V. y compañías asociadas, en lo sucesivo denominado BELVILLA. Arrendatario (principal): la persona (física) que alquile una Vivienda Vacacional de la oferta de BELVILLA o que desee alquilarla. Coarrendatario: la persona que se aloje en la Vivienda Vacacional junto con el Arrendatario (principal). Administrador: la persona que, en nombre del propietario de una Vivienda Vacacional, administre las tareas de la misma. Usuario: la persona física que alquile la Vivienda Vacacional y no actúe en el ejercicio de su profesión o empresa. Terceros: cualquier otra persona (jurídica) que no sea BELVILLA o el Arrendatario. Propietario: el propietario legítimo de una Vivienda Vacacional (o su representante), que la haya ofrecido en alquiler a BELVILLA. Oferta: una oferta tal como se define en el Código Civil. Anulación: la rescisión o anulación de la reserva. Reserva: una reserva de la Vivienda Vacacional aceptada por BELVILLA. Rescisión: el procedimiento jurídico en el que se anule el contrato de arrendamiento debido al incumplimiento de obligaciones derivadas del mismo. Vivienda vacacional: por ejemplo, un bien inmueble que BELVILLAofrezca en alquiler como residencia vacacional. Residencia: el uso real de una residencia vacacional. Bono de residencia: voucher.

Aplicación de las Condiciones Generales
Estas condiciones generales se aplican a todas las ofertas y presupuestos de, contratos con, entregas y servicios de BELVILLA. Las condiciones, acuerdos o arreglos diferentes tienen valor únicamente y en la medida en que estén confirmados por escrito por BELVILLA. Los acuerdos y/o promesas verbales por parte de empleados de BELVILLA tienen valor únicamente si están confirmados por escrito por empleados competentes de BELVILLA. Estas condiciones generales se aplican únicamente a las relaciones jurídicas entre BELVILLA y sus clientes, y no a las relaciones jurídicas entre BELVILLA y empresas respectivamente que actúen en ejercicio de su profesión.Ofertas: Precios y tarifas Las ofertas de BELVILLA son siempre sin compromiso y se realizan bajo reserva de modificaciones interinas, salvo si ha habido otras decisiones convenidas por escrito.Todas las menciones en el catálogo "At home in holiday homes" y en el sitio de Internet de BELVILLA se consideran informaciones provistas de buena fe y se realizan siempre bajo reserva de modificaciones interinas. BELVILLA no se hace responsable de las faltas evidentes y omisiones en su catálogo y en su sitio de Internet. BELVILLA no se hace responsable de las informaciones generales en el catálogo "Las casas de sus vacaciones" en el sitio de Internet ni de las informaciones que allí figuran redactadas bajo la responsabilidad de terceros. El inquilino declara haberse informado sobre la descripción de la casa de vacaciones por parte de BELVILLA en el catálogo "At home in holiday homes" o en el sitio de Internet y no desear información más detallada de la misma. Los precios siempre incluyen los impuestos sobre el volumen de negocios y los gastos de un seguro contra daños particulares, pero no incluyen los gastos de seguros por cancelación y viajes ni otros gastos eventuales. Los gastos suplementarios especiales tales como los gastos de electricidad, limpieza y compensaciones locales fijadas por las autoridades se indican por separado. Los precios se basan en factores que determinan el precio de compra (como los índices, la tasa de cambio y de intereses, etc.). En caso de adaptación de los factores que determinan el precio de compra, BELVILLA está autorizado a adaptar proporcionalmente los precios y tarifas con que se maneja. Los precios y tarifas del momento están indicados únicamente en el sitio de Internet de BELVILLA. Las indicaciones de los precios y tarifas se realizan bajo reserva de faltas y omisiones evidentes. Conclusión y contenido del contrato Un contrato entre BELVILLA y el inquilino se concluye por confirmación de una reserva telefónica, escrita o electrónica de una de las casas de vacaciones ofrecidas (Internet /email) por BELVILLA. Después de la reserva, el inquilino recibe una confirmación de esa reserva y el contrato de alquiler que sirven como pruebas de contrato. (Por ende, es importante guardar bien esos documentos)Las confirmaciones de reserva y contratos enviados por BELVILLA contienen toda la información importante para la estancia en la casa de vacaciones reservada. Con el fin de lograr el éxito de una reserva y para evitar malentendidos, después de recibir la confirmación de reserva y el contrato de alquiler, el inquilino está obligado a verificar si la información de reserva es correcta y completa, y señalar eventuales faltas o omisiones a BELVILLA en un plazo de 7 días tras haber recibido la confirmación o el contrato de alquiler. A falta de esa mención en el plazo convenido, el inquilino no está autorizado a referirse a la inexactitud o insuficiencia de la confirmación de reserva o del contrato de alquiler. BELVILLA siempre tiene el derecho de rechazar una reserva sin indicar el motivo. Anulación y modificación El Arrendatario tendrá derecho a la anulación por escrito, previo pago de los siguientes costes de anulación: a. en caso de anulación hasta el día 42 antes del comienzo del primer día de residencia: 30% del alquiler; b. en caso de anulación desde el día 42 hasta el día 28 antes del comienzo del primer día de residencia: 60% del alquiler; c. en caso de anulación desde el día 28 hasta el primer día de residencia: 90% del alquiler; d. en caso de anulación en el primer día de residencia o más tarde: el importe completo del alquiler. La fecha del matasellos o la fecha del correo electrónico correspondiente determinará si la anulación se ha producido a tiempo. La anulación de una reserva por parte del Arrendatario (principal) también implicará la anulación a cargo de los coarrendatarios. El Arrendatario se podrá asegurar contra la anulación para el periodo de residencia con un asegurador reconocido por Euro Relais. Anulación por parte de BELVILLA: BELVILLA deberá ofrecer al viajero una propuesta modificada, en forma de una oferta alternativa dentro de 48 horas (2 días laborales) después de que se hayan producido los motivos de peso. Esta obligación se cancelará si la causa de la modificación es atribuible al Arrendatario. Los gastos para una modificación realizada por el Arrendatario son 35 €.

Pago
El pago de la suma total del alquiler (incluyendo los impuestos sobre el volumen de negocios y los gastos de seguros y otros gastos indicados explícitamente) debe realizarse a más tardar 6 semanas antes del primer día de la estancia en la casa de vacaciones reservada. El pago se realiza en 2 partes: a. 30% de la suma total del alquiler en un plazo de 7 días después de la reserva; b. 70% de la suma total del alquiler a más tardar 6 semanas antes del primer día de la estancia. A diferencia de las estipulaciones del artículo „Pago‟, los pagos de reservas tardías (es decir, en las 6 semanas anteriores al primer día de la estancia) deben realizarse en forma total 3 días después de la reserva. En el caso de reservas tardías, BELVILLA está autorizado a exigir únicamente un pago al contado o con tarjeta de crédito. El pago de la suma debida puede realizarse por transferencia escrita o electrónica, por tarjeta de crédito o al contado. En caso de giro postal o bancario, la fecha de depósito de la suma del alquiler en la cuenta bancaria de BELVILLA es la que vale como fecha de pago. A pedido de BELVILLA, el inquilino debe poder presentar una prueba de pago a BELVILLA. BELVILLA no está obligado a avisar al inquilino con anticipación el vencimiento del plazo de pago o a enviar resúmenes de cuenta o similares, a menos que existan otros acuerdos explícitos. El inquilino nunca tiene el derecho de aplazar el pago. Una vez transcurrido el plazo, el inquilino es considerado deudor. El inquilino puede levantar su deuda pagando la suma total del alquiler a BELVILLA 3 días después de la entrada en vigor de la deuda. Durante la falta o el retraso del pago todos los gastos de procesos y de ejecución, así como los gastos administrativos extrajudiciales son imputables al inquilino. Los gastos administrativos extrajudiciales ascienden a al menos 15 por ciento del importe de la factura, con un mínimo de 100,€ BELVILLA siempre tiene el derecho de exigir una garantía de pago, tanto antes como después de la conclusión del contrato, mediante el aplazamiento de la ejecución del contrato de alquiler hasta que se haya fijado la garantía; y ya sea antes o después, sin disminución del derecho de BELVILLA al cumplimiento de pagos, indemnizaciones y/o cancelación parcial o entera, cualquiera de las dos sin ninguna intervención judicial y sin que BELVILLA deba pagar indemnización alguna.

Fianza
Antes de la estancia en la casa de vacaciones, el inquilino debe pagar una fianza en el lugar, sin la cual el contrato de alquiler puede ser disuelto en la fecha de inicio de la estancia. Como regla general, la fianza de alquiler, cuyo importe figura en el contrato de alquiler y en el bono de estancia, será entregada al casero/propietario durante la recepción de las llaves. Esta fianza de alquiler será restituida al finalizar la estancia, durante la devolución de las llaves al casero, por un importe al que se le restan gastos suplementarios tal como se estipula en el contrato de alquiler y el bono de estancia, así como eventuales gastos de limpieza suplementarios considerados necesarios por el casero y/o gastos de reparación/indemnización resultantes de daños/pérdidas imputados al inquilino. El inquilino dejará al casero/propietario su dirección y datos bancarios (número de cuenta, códigos IBAN y BIC) para la restitución. Belvilla se compromete a devolver el resto de la fianza en el plazo de 14 días a partir de la finalización de la estancia.

Derechos y obligaciones del inquilino durante la estancia
Además de estas condiciones y del contrato de alquiler, a la situación local de la casa de vacaciones siempre se aplica el derecho local. En la medida en que la ley no estipule lo contrario, prevalecen estas condiciones y el contrato de alquiler. Salvo estipulación contraria en el bono de estancia o en el contrato de alquiler, la llegada del inquilino y la recepción de las llaves siempre se realiza entre las 16h. y las 18h. En caso de llegada tardía, el inquilino debe advertir al casero/propietario de la casa alquilada (los datos figuran en el bono de estancia) para convener de otra hora de llegada. Salvo estipulación contraria en el bono de estancia o en el contrato de alquiler, la salida del inquilino se realiza siempre a la hora indicada en el contrato de alquiler. BELVILLA no se hace responsable de las consecuencias de una salida posterior a la hora indicada. Si el inquilino excede la hora de salida mencionada en el bono de estancia, deberá pagar un día de alquiler suplementario. El inquilino se compromete a respetar la casa alquilada así como su entorno, incluyendo el sonoro, y a emplear la casa de vacaciones según las instrucciones provistas por BELVILLA o por el casero/propietario. El inquilino es responsable civil de los daños producidos a la casa alquilada y a su inventario. Si el inquilino ocasiona daños, debe informar de inmediato al casero. Las reparaciones o restituciones resultantes de estos daños deberán ser reembolsados inmediatamente, en el lugar, por parte del inquilino. Una vez que regresa de las vacaciones, el locatario principal podrá presentar un expediente a su compañía de seguros para obtener un reembolso. El inquilino principal también se considera responsable civil de los daños ocasionados por él, por otro inquilino o por un eventual visitante en el caso en que esos daños sean constatados después de su salida. A su salida el inquilino se compromete a dejar la casa ordenada y barrida. Los elementos presentes en la casa deben dejarse en el mismo lugar donde estaban al principio. La vajilla debe quedar lavada y guardada en su sitio. El casero/propietario tiene el derecho de controlar todo esto al finalizar la estancia. En caso de negligencia, se pueden cobrar costes supletorios (de limpieza) al inquilino. El inquilino debe utilizar sábanas, y no está autorizado a usar las camas sin sábanas. El arrendatario debe comportarse como un buen inquilino y hacer uso de la vivienda vacacional de conformidad con las indicaciones establecidas por BELVILLA o por el propietario/gerente. No se tolerarán molestias producidas por el uso de bebidas alcohólicas, agrupaciones y/u otras conductas inapropiadas, pudiendo dar lugar a la terminación provisional del contrato de arrendamiento. El arrendador garantiza que la información proporcionada en el momento la reserva es correcta y completa. Proporcionar información de forma incompleta o incorrecta puede dar lugar a la cancelación o terminación del contrato de arrendamiento.

Rescisión del contrato de alquiler
BELVILLA se reserva el derecho de rescindir el contrato de alquiler sin indemnización en los siguientes casos: a) el inquilino, pese a las intimaciones enviadas por escrito y por carta certificada, no ha respetado las obligaciones importantes estipuladas en estas condiciones o en el contrato de alquiler; b) el inquilino no respeta la casa alquilada ni su entorno, incluyendo el sonoro, durante su estancia, incluso después de haber tenido advertencies del casero/propietario.

Quejas
Cada casa ofrecida en alquiler ha sido cuidadosamente inspeccionada y seleccionada por BELVILLA. BELVILLA se compromete a que la descripción que figura en su sitio de Internet corresponda totalmente con la realidad, pero se permite un margen de error de 15% en lo que concierne a la superficie de la casa y las distancias indicadas. La descripción y las impresiones sobre los alrededores directos, así como el grado de satisfacción, las facilidades, los equipamientos y las posibilidades de relax, pueden estar sujetas a modificaciones o al impacto de las estaciones, por lo que pueden presentar alguna diferencia con respecto a la descripción de BELVILLA en el catálogo "At home in holiday homes" o el sitio de Internet de BELVILLA. De solicitarlo, los empleados de BELVILLA brindarán información sobre modificaciones señaladas a BELVILLA. Las informaciones en cuestión se consideran personales y subjetivas. Pese a los esfuerzos de BELVILLA para evitar los temas de quejas, el inquilino puede considerarse con derecho a presentar una queja sobre la casa alquilada. BELVILLA se compromete siempre a tratar una queja de forma adecuada y con la prontitud necesaria. En caso de queja constatada a la llegada o durante la estancia, el inquilino debe dirigirse inmediatamente (en un plazo de 24 horas como máximo) al casero/propietario. El casero/propietario hará todo lo posible para resolver la queja en el lugar, en forma amistosa con el inquilino. Si la queja no pudo ser resuelta en el lugar con el casero/propietario, el inquilino debe ponerse en contacto inmediatamente (en un plazo de 48 horas como máximo) por teléfono con BELVILLA o con alguno de sus representantes, para tener otra posibilidad de resolver el problema en el lugar. Durante las horas laborales, a los siguientes números telefónicos: (NL) 0031(0)40211.01.01; fuera del horario laboral, al número de teléfono de la línea de emergencia indicado en el bono de estancia. Si el problema no pudo se resuelto en el lugar ni con el casero/ propietario ni con BELVILLA, el inquilino principal completará, junto con el casero/propietario, el formulario plurilingüe previsto para tal fin, que obtiene el casero. Sin este formulario completado y firmado por el inquilino principal y por el casero, la reclamación no será válida y el inquilino no podrá pretender ninguna indemnización. El inquilino principal debe enviar una copia del formulario para reclamaciones debidamente completadoa BELVILLA en un plazo de treinta días a partir de la finalización de la estancia. Toda reclamación presentada más de treinta días después del fin de la estancia no será recibida. BELVILLA tratará la queja en un plazo de 30 días tras su recepción, y buscará una solución conveniente según la gravedad de la queja, si es considerada válida. El inquilino puede, en un plazo de tres meses después de haber comunicado su reclamación a BELVILLA, presentar por escrito el litigio a la "Geschillencommissie Thuiswinkel" (Comisión de litigios de las empresas de venta por correspondencia holandesas). No obstante, antes de utilizar ese recurso, el locatario debe en primer lugar darle a BELVILLA la posibilidad de resolver la queja por sí mismo. La dirección de la "Geschillencommissie Thuiswinkel" es: Postbus 90600, 2509 LP, Den Haag, Holanda. Los costes resultantes de le presentación del litigio a la Comisión de litigios para las empresas de venta por correspondencia serán pagados por el demandante. La Comisión holandesa de litigios de empresas de venta por correspondencia toma una decision vinculante. BELVILLA comunicará las informaciones sobre los procedimientos de la comisión de litigios para las empresas de venta por correspondencia al inquilino en cuanto éste lo solicite. En caso en que la reclamación no pueda ser resuelta y que el inquilino se oponga a la decisión tomada por la Comisión de litigios de las empresas de venta por correspondencia, el inquilino tiene el derecho de someter el litigio a un juez competente en la materia, siempre que sea a más tardar 1 año después de que la comisión haya dictado su veredicto. En caso en que el locatario no sigua el procedimiento tal como se estipula en el artículo „Responsabilidad‟, BELVILLA queda liberado de toda obligación de indemnización y/o de aceptación de la reclamación. Fuerza mayor alquiler, se limita siempre a los daños directos y excluye toda forma de daños producidos como consecuencia de éstos. La responsabilidad de BELVILLA siempre se limita al importe máximo que el asegurador de BELVILLA pagará llegado el caso.

Protección de la información personal
BELVILLA guarda los datos personales de sus clientes en cumplimiento con la legislación holandesa relativa a la salvaguarda de la información privada (ley del 08121992). BELVILLA señalará un tratamiento de información personal sujeto a esta legislación al Organismo de Protección de Información personal. BELVILLA no será responsable en caso de fuerza mayor (incluyendo, pero sin limitarse a, peligro de guerra o guerra, entrenamiento militar, huelgas, boicot, problema de circulación o de transporte, medidas gubernamentales, escasez de materias primas, catástrofes naturales, catástrofes nucleares, y cualquier otra circunstancia que impida razonablemente a BELVILLA cumplir con sus obligaciones) y puede disolver o aplazar el contrato de alquiler sin que el inquilino pueda hacer valer sus derechos a indemnizaciones o restitución. Si la fuerza mayor se produce cuando el inquilino sólo haya podido quedarse en la casa de vacaciones parcialmente, el contrato de alquiler igualmente debe considerarse disuelto por el periodo contratado, si el inquilino puede probar la real privación de disfrutar de la propiedad alquilada.

Responsabilidad
BELVILLA no puede ser considerado responsable de los daños sufridos por el inquilino o por terceros resultantes de la estancia en la casa de vacaciones; el inquilino libera a BELVILLA de toda responsabilidad al respecto. Más específicamente, BELVILLA no es responsable en caso de corte temporal de agua y/o de recursos energéticos, del no funcionamiento del ascensor, sauna, instalación de calefacción, piscina, etc.; ni de las modificaciones en el trazado de rutas y vías de acceso, ni de la mudanza o cierre de tiendas, empresas, medios de elevación, etc. BELVILLA puede ser considerado responsable únicamente de los daños causados por faltas graves o negligencia de BELVILLA. Salvo estipulaciones en los artículos precedentes, la responsabilidad de BELVILLA, si y en la medida en que BELVILLA sea el único responsable judicial según el contrato de